“Populísima”. Nicolás Bassi. Galería FUGA. Santa Fe (Argentina). 2018.
/

FORMAS DE FESTEJO.
Por: Maximiliano Peralta Rodríguez

Nicolás Bassi prepara un banquete, para eso examina las formas e imágenes que produce la gastronomía y las representaciones simbólicas encarnadas en ellas. La celebración parece ser su recorte. Observa las creaciones caseras, las de aficionados, producciones manuales que responden «al hágalo usted mismo», como así también las producciones industriales de bajo costo, para poner en evidencia como se construye ese imaginario popular. Se detiene en la decoración­, en las mil y una maneras de realzar lo presentado.

El repertorio de imágenes con el que trabaja proviene de su entorno inmediato, el mantel de hule, la torta de la tía, el souvenir del cumple de un sobrino, la televisión, las revistas, sus clases de pintura decorativa, la vida en Helvecia, el arte. Recurre al absurdo, al humor, a la ironía y utiliza como recurso practico las técnicas desarrolladas por el universo de las manualidades, logrando con esto instalar una antigua tensión, la oposición establecida por la estética moderna, arte versus artesanía, lo popular versus lo culto.

Populísima se nos presenta entonces como un cúmulo de hibridaciones, tanto formales como conceptuales, que apuntan a revisar las prácticas de lo cotidiano.